Franciscus, colosal puesta

La última producción de Flavio Mendoza destaca en escenografía e iluminación

Este espectáculo musical conjuga dos historias sobre el escenario. La vida de Francisco de Asís paralela a la dolencia de un pequeño en una clínica contemporánea de nuestro país. Con gran despliegue la pieza contiene rutinas de coreografías grupales y acrobacia aérea que dispersan al espectador de la trama general. Recursos que se repiten en todo momento o sobran en la obra.

En lo visual es donde se destaca, elementos colosales en escenografía y una iluminación sin fracturas que resalta todo lo ocurre sobre el escenario. Las actuaciones son correctas sin brindar grandes emociones, pecan de sobreactuadas como Leticia Bredice o el personaje de hijo enfermo, flojo en lo vocal como en la actuación. Sin dejar de nombrar a Ana María Picchio que suma calidad al show. Dicha disparidad presente en las historias remite a que se pierda dinámica en la obra.

Un gran espectáculo transmite sencillez y esperanza. Excelencia en técnica y profesionalismo artístico. Con texto de Alejandro Roemmers, dirección artística de Norma Aleandro y la sagaz dirección general de Flavio Mendoza no se puede negar la alta calidad del musical a la altura de cualquier producción internacional.

Miércoles a domingos a las 21.30

Teatro Broadway. Corrientes 1155. CABA

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...